El malacólogo durangués Enrike Huerta, con la colaboración de su hija y su yerno y sin ningún tipo de apoyo por parte de las instituciones abrió las puertas del museo en Mañaria. “Estamos contentos por la buena afluencia de visitantes teniendo el cuenta el mal tiempo. En cualquier caso, esperamos aumentar la cifra cuando se aproxime la primavera.

http://www.elcorreo.com/bizkaia/duranguesado/201503/04/hontza-natur-zientzien-museoak-20150303161130.html